Menú

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO

Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA



SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger

Ante Dios todos somos pecadores necesitados de perdón-Papa Francisco



El Evangelio de este domingo, tomado del capítulo 18 de Mateo, presenta el tema de la corrección fraterna en la comunidad de los creyentes. Jesús nos enseña que si mi hermano peca contra mí, tengo que usar la caridad hacia él y ante todo, hablar con él personalmente, explicándole que lo que ha dicho o hecho no es bueno. ¿Y si el hermano no me escucha? Jesús sugiere una intervención progresiva: primero, vuelve a hablar con otras dos o tres personas, para que sea más consciente del error que ha hecho y si, a pesar de ello, no acepta la exhortación, debo decirlo a la comunidad; y si ni siquiera escucha a la comunidad, es necesario hacerle entender la fractura y desprendimiento que él mismo ha provocado, al no haber comunión con nuestros hermanos y hermanas en la fe.

Las etapas de este camino indican el esfuerzo que el Señor pide a su comunidad para acompañar al que comete errores, para que no se pierda. En primer lugar, es necesario evitar el clamor de las noticias y chismes de la comunidad, " ve y amonéstalo a solas"(versículo 15). La actitud de mansedumbre, prudencia, humildad, precaución contra aquellos que han cometido un delito, evitando que las palabras puedan herir y matar al hermano. Al mismo tiempo, esta discreción tiene el propósito de no mortificar innecesariamente el pecador. Es a la luz de esta necesidad, que también incluye la siguiente serie de intervenciones, que incluye la participación de algunos testigos y después incluso de la comunidad. El objetivo es ayudar al hermano para que se dé cuenta de lo que ha hecho, y que con su culpabilidad ha ofendido no sólo uno, sino todos.

De hecho, ante Dios todos somos pecadores necesitados de perdón. De hecho, Jesús nos dijo no juzgar. La corrección fraterna es una cuestión de amor y de comunión que debe prevalecer en la comunidad cristiana, es un servicio mutuo que podemos y tenemos unos a otros. Y sólo es posible y eficaz si todo el mundo se reconoce pecador y necesitado de perdón del Señor. La misma conciencia que me hace reconocer el error del otro, incluso antes me recuerda que yo mismo me he equivocado y tantas veces.

Por esta razón, al comienzo de la Misa, se nos pide reconocer que somos pecadores ante el Señor, expresando con palabras y gestos de arrepentimiento sincero del corazón. Es el Espíritu Santo quien habla a nuestro espíritu y nos hace reconocer nuestras faltas, a la luz de la palabra de Jesús. Y es el mismo Jesús quien nos invita a todos, santos y pecadores a su mesa recogiendo las encrucijadas en las distintas situaciones vida (cf. Mt 22,9-10). Y entre las condiciones que son comunes a los participantes en la celebración de la Eucaristía, hay dos fundamentales: que todos somos pecadores y a todo Dios dona su misericordia. Siempre debemos recordar esto antes de ir al hermano para la corrección fraterna.

Después del Ángelus

Queridos hermanos y hermanas,


En estos últimos días se han dado pasos significativos en la búsqueda de una tregua en las regiones afectadas por el conflicto en Ucrania oriental. Espero que puedan traer alivio a la población y contribuir a los esfuerzos para lograr una paz duradera. Rezo para que, en la lógica del encuentro, el diálogo iniciado pueda continuar y aportar el fruto esperado.
Virgen María reina de la Paz ruega por la paz.

También unir mi voz a la de los Obispos de Lesotho, que apelaron a la paz en ese país. Condeno todo acto de violencia y pido al Señor que el Reino de Lesotho restablezca la paz en la justicia y la fraternidad.

Este domingo un grupo de 30 voluntarios de la Cruz Roja Italiana parten para Irak a la ciudad de Ebil dónde se reanudaron decenas de miles de prófugos iraquíes. Exprimo un gran apreciamiento por esta obra generosa y concreta les doy mi bendición a todos ellos y a todas las personas que tratan concretamente de ayudar nuestros hermanos perseguidos y opresos. El Señor los bendiga.

Palabras del Papa Francisco ante la fiesta de la Natividad de María, lunes 8 de septiembre de 2014. Palabras pronunciadas al final del ángelus del domingo 7 de septiembre, víspera de la fiesta de la Natividad de María:

Recuerden que mañana es la fiesta litúrgica de la Natividad de la Virgen María. Sería su cumpleaños. ¿Y qué se hace cuando la mamá cumple años? Se la saluda, se la felicita…Mañana acuérdense, desde la mañana temprano, desde su corazón y de sus labios, de saludar a la Virgen y decirle “¡Feliz cumpleaños!” Y récenle un Ave María que venga del corazón de hijo y de hija. ¡Acuérdense bien!

A todos ustedes les pido, por favor, que recen por mí.

¡Les deseo un feliz domingo y buen almuerzo!

Traducción del italiano: María Cecilia Mutual

loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified